Sitios Ramsar (Zonas Húmedas)

Autoria: 
Ana Paula Prates (Doctora en Ecología y Gerente de Biodiversidad Acuática y Marina del Ministerio del Medio Ambiente)

El concepto de Zonas Húmedas adoptado por la Convención de Ramsar es abarcador, comprendiendo, además de diversos ambientes húmedos naturales, también áreas artificiales, como represas, lagos y embalses. La inclusión de áreas artificiales deriva del hecho de que, originalmente, la Convención se orientaba a proteger ambientes utilizados por aves acuáticas migratorias.


PARNA Pantanal Matogrossense (MT) 1994  / ROBERTO LINSKER/www.terravirgem.com.br

Según su definición, es considerada zona húmeda toda extensión de pantanos, charcos y turberas, o superficies cubiertas de agua, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporarias, conteniendo agua parada o corriente, dulce, salobre o salada. Áreas marinas con profundidad de hasta seis metros, en situación de marea baja, también son consideradas zonas húmedas.

La delimitación de las zonas húmedas seleccionadas por los países firmantes para integrar la Lista de Zonas Húmedas de Importancia Internacional de la Convención puede comprender regiones ribereñas o costeras adyacentes, así como islas o extensiones marinas.

¿Qué es la Convención de Ramsar?

La Convención sobre Zonas Húmedas, más conocida como Convención de Ramsar, es un tratado intergubernamental que establece marcos para acciones nacionales y para la cooperación entre países con el objetivo de promover la conservación y el uso racional de las zonas húmedas en el mundo. Estas acciones están fundamentadas en el reconocimiento, por los países signatarios de la Convención, de la importancia ecológica y del valor social, económico, cultural, científico y recreativo de tales áreas.


APA Reentrências Maranhenses (MA) - Catador de Carangueijo 2001  / ROBERTO LINSKER/www.terravirgem.com.br

Realizada en febrero de 1971, en la ciudad iraní de Ramsar, la Convención de Ramsar está en vigor desde el 21 de diciembre de 1975, y su tiempo de vigencia es indeterminado. En el ámbito de la Convención, los países miembros son denominados “partes contratantes”; hasta enero del 2010, la Convención contabilizaba 159 adhesiones.

Brasil – que, por sus dimensiones, acoge una gran variedad de zonas húmedas importantes – suscribió la Convención de Ramsar en setiembre de 1993, ratificándola tres años después. Esa decisión hace posible que el país tenga acceso a beneficios como cooperación técnica y apoyo financiero para promover la utilización de los recursos naturales de las zonas húmedas de forma sustentable, favoreciendo la implantación, en tales áreas, de un modelo de desenvolvimiento que proporcione calidad de vida a sus habitantes.

Para adherir al tratado, cada país debe depositar un instrumento de adhesión junto a la Unesco – institución que opera como depositaria de la Convención – y, al mismo tiempo, designar al menos una zona húmeda de su territorio para ser reconocida como Sitio Ramsar y ser incluida en la Lista de Zonas Húmedas de Importancia Internacional, más conocida como Lista de Ramsar.

La Lista de Ramsar – Sitios Ramsar

La lista de Ramsar es el principal instrumento adoptado por la Convención para implementar sus objetivos. Está compuesta por áreas caracterizadas como ecosistemas húmedos importantes, seleccionadas por los países y aprobadas por un cuerpo técnico especializado de la Convención. Una vez aceptadas, esas áreas reciben el título de “Sitios Ramsar”.


Ilha do Bananal 1994  / ROBERTO LINSKER/www.terravirgem.com.br

Con tal status, esos ambientes húmedos pasan, entonces, a ser objeto de compromisos que deben ser cumplidos por el país contratante y, al mismo  tiempo, a tener acceso a beneficios derivados de esa condición. Tales beneficios pueden ser financieros y/o relacionados a la asesoría técnica para el diseño de acciones orientadas a su protección. Al mismo tiempo, el título de Sitio Ramsar confiere a las áreas húmedas prioridad en la implementación de políticas gubernamentales y reconocimiento público, tanto por parte de la sociedad nacional como por parte de la comunidad internacional, lo que contribuye a fortalecer su protección.

El Ministerio del Medio Ambiente actúa como punto focal de la Convención Ramsar en Brasil, viabilizando la formulación de estrategias, los recursos y los medios destinados a la implantación de los compromisos asumidos. Actualmente, las once zonas húmedas brasileñas incluidas en la Lista de Ramsar coinciden con Unidades de Conservación ya protegidas por el SNUC (Sistema Nacional de Unidades de Conservación), y la extensión total de ellas es de 6.568.359 hectáreas. Como muestra la tabla de abajo, cinco de ellas están situadas en la Zona Costera y Marina y seis en la Amazonía Legal. Además de reconocimiento internacional, esos sitios poseen un acceso facilitado a los fondos de donación específicos.

Sitio Ramsar Uf Fecha de inclusión
Área de Protección Ambiental de las Reentrâncias Maranhenses MA Nov/1993
Parque Nacional del Araguaia    TO 
Oct/1993
Parque Nacional de la Lagoa do Peixe RS
Mayo/1993
Parque Nacional del Pantanal Mato-Grossense    MT Mayo/1993
Reserva de Desarrollo Sustentable Mamirauá   AM Oct/1993
Área de Protección Ambiental de la Baixada Maranhense MA Feb/2000
Parque Estadual Marinho del Parcel de Manuel Luiz
MA Feb/2000
Reserva Particular del Patrimonio Natural SESC Pantanal MT Dic/2002
Reserva Particular del Patrimonio Natural de la Hacienda Rio Negro  
MS Mayo/2009
Parque Nacional Marinho dos Abrolhos
BA Feb/2010
Parque Estadual del Rio Doce    MG Feb/2010
Parque Nacional del Cabo Orange
AP Feb/2013
Reserva Biológica Atol das Rocas RN Dic/2015

 

Más información

A Avaliação dos valores líquidos de Ramsar, publicação comemorativa dos 40 anos da Convenção

Servicio de Información de Sitios Ramsar (Zonas Húmedas)

La Convención de Ramsar en la página web del Ministerio del Medio Ambiente

Ministerio del Medio Ambiente 2009. Ordenanza N§ 47 del 30/01/2009. Designa a los representantes y suplentes del Comité Nacional de las Zonas Húmedas.